lunes, 14 de mayo de 2012

Los juegos del hambre. Suzanne Collins.

Hace unos días vi la película de Los juegos del hambre. Había leído algunas críticas, bastantes, y no lograba situarme. He de reconocer que no me he puesto con el libro. El argumento ya lo sabréis: La protagonista de dieciséis años, Katniss Everdeen, vive en un mundo post-apocalíptico donde un gobierno -llamado el Capitolio- tiene el poder después de varios desastres devastadores. En el libro, "Los Juegos de Hambre" son un evento anual televisado por el gobierno, el cual selecciona al azar un niño y una niña de entre 12 y 18 años de cada uno de los doce distritos de los alrededores del Capitolio para hacerlos competir en una batalla televisada, y en la que sólo uno podrá sobrevivir.
Como se ve, la situación que se crea en esta distopía es límite. De ahí que toda la película se mueva en una linea muy compleja y difusa, donde la moral deja paso a la supervivencia. Todo vale para vivir. Es la defensa propia. También entra en juego la mentira, como en un gran hermano. Al fin y al cabo es un reality show. En principio, la finalidad es criticar este tipo de programas, más aún donde los concursantes mueren, sin embargo, la propia película lo es. Por eso llama la atención e interesa.
Algunos me han comentado que en la película faltan detalles que expliquen algunos significados. Solo el que ha leído el libro puede darse cuenta (el entierro de uno de los personajes con flores, la señal que hacen con la mano). Es uno de los fallos. Además me suena a tópico el cuidado de los rosales por parte del jefe del Capitolio. Por último, creo que apenas se conoce a la protagonista, su forma de ser, sus pensamientos. solo actúa.
Sí que hay que alabar la realización, la dirección, la fotografía. También las escenas rápidas cuando hay violencia , no se recrean en ella.
En fin, cada uno que juague. A mí me pareció algo lenta, y eso que ya tengo algunos años.