lunes, 2 de septiembre de 2013

Finis Mundi. Laura Gallego

Ed. S. M. año 1999. Premio barco de vapor.
Resumen: en el año 997 un joven monje de 14 años escapa a la destrucción de su monasterio. Lleva en sus manso unos manuscritos que explican la llegada del fin del mundo en el año 1000. Solo se conseguirá evitarlo si es capaz de hacerse con  tres ejes que representan pasado, presente y futuro, e invocar al espíritu del tiempo. Irá acompañado de un juglar llamado Mattius y de una chica, Lucía, que aspira a tener el mismo oficio.
Los tres se ven envueltos en arriesgadas aventuras. La Cofradía de los tres ojos, predicadores del anticristo, intentan que no lleguen a alcanzar sus propósitos.
Lo mejor del libro es el ambiente medieval, las ciudades que aparecen, la  descripción del oficio del juglar. La autora ama esta época y se nota. Aparecen sus conocimientos y es un buen acercamiento para cualquiera que también desee inmiscuirse en ese fin de milenio.
No me gusta tanto el esoterismo que se respira. Esa mezcla entre religión y espíritus, meigas, brujerías, druidas, la naturaleza. Sobra el espíritu del tiempo, por lo menos a mí, aunque hay un mensaje de optimismo al final.